EVENTOS> XXIX Festival departamental de Danzas Folclóricas – 23 de Septiembre de 2018 en Zipacón Cundinamarca. >

El Río Negro, un caudal MUERTO en Cundinamarca. En más de 40 años ningún gobierno se ha preocupado por recuperarlo


Una represa para generar energía ubicada en el sitio denominado Los Colorados a diez minutos del municipio de Puerto Salgar, y sobre las corrientes del río Negro, mantiene bloqueada la economía de varios municipios de Cundinamarca desde hace 40 años.

NEGRO2

Por esta época de subienda de peces, nuevamente comunidades de localidades como El Dindal, Caparrapí, Guaduero, Guaduas, Útica, Quebradanegra, Tobia, La Vega, Vergara, Nimaima y otras pertenecientes a las regiones de Gualivá y Río Negro en Cundinamarca vuelven a hacer un angustioso llamado al gobierno departamental o a quien corresponda ponga fin a un problema que lleva más de 40 años afectando la economía y subsistencia alimenticia de cientos de familias. Se trata de una muralla creada hace 40 años y que formaría parte de la estructura de la hidroeléctrica de Los Colorados, la cual nunca funcionó debido a las múltiples demandas por daños ecológicos en la región, es una muralla de unos cinco metros de alta que atraviesa el río Negro de lado a lado y que, pese a que la represa nunca funcionó, se quedó ahí obstruyendo el paso de peces, tal como lo muestra un video publicado por los afectados en las redes sociales.

Hasta esta muralla llegan los miles de peces que deberían seguir su camino río arriba y que hace 40 años formaban parte de la economía y sustento de los habitantes de esta región, pero la muralla no permite su paso, algunos mueren tratando de saltar la mole de cemento, otros, ya cansados se dejan arrastrar por la corriente que los regresa a las aguas del río Magdalena.

Irónicamente hace unos meses el gobierno departamental y la alcaldía de Guaduas realizaron una siembra de alevinos en aguas del río Negro a la altura de Guaduero, millares de larvas fueron depositadas en el río, lo que no tuvieron en cuenta los promotores de la campaña es que estos pececillos bebés se desplazan aguas abajo y después cuando ya son adultos regresan a reproducirse a su lugar de origen, esto indica que quizá todos bajaron y cruzaron la muralla y que nunca podrán regresar al lugar donde fueron depositados, es decir que la campaña de la siembra de millares de alevinos nunca dio el resultado esperado y que para poder resolver el problema y devolverle la vida útil al río es necesario derribar la muralla que mantiene muerto su caudal.

 

Rodrigoavilatv.com encontró dos reportajes del periódico El Tiempo, fechados en el 2000 y el 2003, reportajes en los cuales se hace referencia a la problemática que ha generado el proyecto de la hidroeléctrica Los Colorados. A continuación publicamos estos dos reportajes.

La central es responsable, de acuerdo con el Consejo de Estado, de la desaparición de 30 especies de peces.

18 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

 

Esta empresa construyó la obra hace 40 años cuando su nombre era Compañía de Electricidad y Gas de Cundinamarca (Celgac).

El problema radica en que los muros, los cuales alcanzan a medir cerca de cinco metros de altura, impiden que los peces que nacen a lo largo del río Magdalena suban por el río Negro y que -además- los municipios ribereños a este caudal se beneficien de la subienda que se presenta por esta época del año.

Los cundinamarqueses perjudicados por la extinción del pescado, especialmente aquellos que viven cerca a las riberas del río Negro, ascienden a 30 mil , según datos del Cabildo Verde de Utica, los cuales habitan los sectores de Cambras ( Puerto Salgar), Córdoba y Dindal (Caparrapí) Guaduero (Guaduas) y la inspección de Tobia (en el sector que corresponde al municipio de Quebrada Negra); al igual que las localidades de Utica, Nimaima, La Vega, La Peña, Nocaima, Pacho y, aproximadamente, diez municipios más de la región del Gualivá y Rionegro.

Pero este problema, que viene de tiempo atrás, no se limita a lo anterior. El hecho de que los pescados no puedan remontar los muros de la represa ha producido la extinción de más de 30 especies de peces conocidas por los pobladores como bagre, picuda, mueluda, camarón, nicuro, babilla, tolomba, entre otras, que invadían las aguas del río especialmente en febrero y noviembre, en dos subiendas, que mantenían a flote la pesca deportiva y artesanal, que beneficiaba a campesinos de escasos recursos de la zona.

Uno de los afectados es Alvaro Beltrán, quien dice con tono nostálgico que hace mucho tiempo tuvo que archivar su atarraya con la cual sacaba hasta una arroba de pescado en menos de dos horas. Hoy solo sacamos basura , agregó.

Esta tragedia ambiental colmó a comienzos de este año la paciencia de los habitantes de este sector del departamento y para lograr algún tipo de solución instauraron una acción popular ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, la cual fue liderada por Gloría Carrillo, personera municipal de Utica.

Este tribunal aceptó la demanda el pasado 15 de febrero, con la cual la comunidad podría exigirle soluciones a las directivas de la Empresa de Energía de Cundinamarca.

Todo depende de un fallo que emitirá el tribunal en los próximos meses, luego de revisar las pruebas presentadas por los demandantes, quienes deberán demostrar los daños causados por la obra, o por la Empresa de Energía. Esta última se defiende diciendo que trató de resolver el problema a su debido tiempo . (ver recuadro).

Si la demanda se resuelve en favor de la comunidad la Empresa de Energía deberá construir un canal alterno para que escalinatas construidas a mínima altura permitan el ascenso de los peces, su repoblamiento aguas arriba de la presa y el fomento de la piscicultura en la región, obras que según los ribereños, serían parte de la solución.

Empresa de energía no cumplió Esta no ha sido la primera vez que la comunidad de estos municipios se queja ante las autoridades. En 1986 los pobladores mandaron una carta al Inderena, hoy convertida en Corporación Autónoma Regional ( CAR) para solicitar correctivos. Esta entidad, acatando la solicitud, no le renovó la licencia de funcionamiento a la represa, pues a Celgac se le exigió la presentación de un estudio de impacto ambiental.

El estudio fue contratado y presentado ante el Inderena, entidad que obligó a la hoy Empresa de Energía de Cundinamarca, a cumplir sus conclusiones bajo la asesoría de la CAR y del Instituto Nacional de Pesca ( Inpa).

Estas pedían la repoblación de peces de al menos dos especies ( Bocachico y Nicuro), el fomento de la piscicultura facilitando a la población créditos y estudios, así como la reforestación de las riberas. Estos puntos nunca se cumplieron , dijo Carrillo.

La represa no es la única culpable Según Andrés Jiménez, jefe de la oficina jurídica de la Empresa de Energía de Cundinamarca, los daños ambientales en el río Negro, incluido la desaparición de peces, se está generando no por la ubicación de la central eléctrica, sino por los vertimientos de aguas negras que hacen los municipios ubicados aguas arriba, es decir, cerca a su nacimiento. A esto hay que agregarle los contaminantes producidos por empresas avícolas, la deforestación y porque, de acuerdo con Jiménez, en alguna época se pescó con métodos pocos tradicionales.

La presa no es el único factor que ha generado problemas en el río. Si bien es cierto en el año 1993 la empresa hizo un estudio de impacto ambiental, y sabemos que que se recomendaba, se hizo. Y lo sabemos por comentarios, ya que el archivo de la empresa ubicado en Facatativá se quemó; por eso no tenemos documentos probatorios.

Según Jiménez, parte de lo que la comunidad está pidiendo a través de la acción popular, específicamente las escalinatas para que los peces puedan subir, no es viable porque el mismo estudio de impacto ambiental lo dice. Por eso es una obra que la Empresa de Energía no realizará Por lo anterior creo que el problema requiere soluciones más de fondo. Nosotros vemos que piden cosas que ya hemos hecho y otras que no podemos llevar a cabo; una de ellas es el fomento de la piscicultura, la cual será imposible de hacer porque en estos momentos los niveles de contaminación son muy altos y no se podrá pescar nada , agregó.

Jiménez también dijo que la Empresa de Energía podría participar de una solución integral, pero partiendo del hecho de que la central no es la única responsable de los problemas del río. Aclaró que las decisiones del tribunal serán acatadas, pero si no las consideran justas, serán apeladas. Esto llevaría el proceso a una segunda instancia ante el Consejo de Estado, el cual decidiría, definitivamente, los responsables y las acciones que se deben seguir.

La central hidroeléctrica genera nueve megavatios, energía que es básicamente de respaldo para los municipios de Puerto Salgar y La Dorada ( Caldas).

Pediremos soluciones : CAR José Raúl Pinilla, director de la Corporación Autónoma Regional (CAR), regional Villeta, dijo en un comunicado remitido a la Fundación Ecológica Cabildo Verde de Utica, que ya envió un oficio a la Empresa de Energía de Cundinamarca para que informe sobre las medidas que han tomado sobre el tema del río.

Una vez obtenida respuesta se procederá a hacer un seguimiento e investigación para verificar si esto ha dado resultado , manifestó el funcionario.

Pinilla avaló el estudio de impacto ambiental contratado por la Empresa de Energía, en el que se informa que la represa no permite el acceso de peces hacia las zonas altas. Además, manifestó que la entidad ambiental estudiará las propuestas de la comunidad para resolver el problema y, una vez definidas, se le solicitará a la Empresa de Energía la implementación de estas u otras medidas de mitigación y compensación al daño ambiental producido por la obra , concluyó.

    

PLEITO POR CENTRAL DE RIONEGRO

Las principales autoridades municipales de Puerto Salgar están enfrentadas con la Empresa de Energía de Cundinamarca porque esta entidad ordenó, el pasado 3 de septiembre, suspender la operación de la Central Hidroeléctrica de Rionegro, más conocida como represa de Colorados, ubicada en zona rural de este municipio.

04 de octubre 2003 , 12:00 a.m.

El Alcalde de la población, Antonio Calle Valencia, la personera, Jhael Shaffia Flores y el presidente del Concejo, Rosendo Gómez, impulsados por representantes del Sindicato de Trabajadores de la Electricidad de Colombia (Sintraelecol), se quejaron a través de una misiva dirigida el pasado jueves a Alberto Arango Mantilla, presidente del Concejo de Estado, porque el cierre de la hidroeléctrica pone en riesgo la actividad ganadera en dos veredas de la población y reduce la calidad del servicio de energía.

Cabe anotar que este no es el único pleito que acumula la central. Sus instalaciones, construidas hace más de treinta años, están comprometidas en la desaparición de 30 especies de peces del río Negro. Los animales, que nacen en el río Magdalena, no pueden remontar el caudal porque los muros de la hidroeléctrica son muy altos. ( ver recuadro).

A media luz Para las autoridades municipales de Puerto Salgar, el servicio de energía está en riesgo ante la suspensión de actividades de la central hidroeléctrica porque esta trabajaba estratégicamente en lacola del circuitoi del sistema interconectado eléctrico nacional.

Esto y sus 10 megavatios de potencia le permitían nivelar la tensión del servicio en el municipio, regular su frecuencia y mejorar la calidad del suministro.

Adicionalmente, ante una falla del sistema interconectado nacional, la central podía prestar servicio auxiliar de suministro, no solo al municipio, sino a la base de la Fuerza Aérea, Germán Olano.

Desde que la central suspendió la operación, los apagones son más prolongados y la potencia de la energía en el municipio bajó notoriamente. Por eso cuando hay un apagón a luz se demora mucho en regresar , denunció Rosendo Gómez, presidente del concejo.

A esto se suma, según Javier Alfredo Comas, vocero de los finqueros de Puerto Salgar, las dificultades que se generan para la ganadería de una parte de la población.

Los problemas se basan en que la central represaba 15 metros de agua por segundo, líquido que era transvasado o depositado en los cauces de dos quebradas, identificadas como La Pita y La Perrera, que surtían la producción ganadera de 20 fincas de las que dependen 200 personas aproximadamente.

Según Comas, las fincas, con la central apagada, no tendrán a disposición agua en verano. Entre ellas figuran los terrenos Yuma-Vitrina, Hacienda Perrera, La Isabela y La Florida.

Otro argumento para sustentar que el cierre de la hidroeléctrica es perjudicial para Puerto Salgar se basa en que a través del agua depositada a las quebradas La Perrera y La Pita se tenía planeada la construcción de un acueducto municipal.

El proyecto, cuya viabilidad es analizada por la Universidad Nacional, está enfocado a evitar que los habitantes de la población sigan consumiendo agua que no es potable, la cual es extraída de pozos profundos.

EL CIERRE Las directivas de la Empresa de Energía de Cundinamarca decidieron suspender la operación de hidroeléctrica porque, según Hernán Troncoso, gerente de la entidad, esta no era competitiva, no reportaba utilidades y requería altos costos de operación, entre ellos, 800 millones de pesos que se destinaban a cubrir gastos de funcionamiento.

La suspensión de actividades tiene en el limbo el futuro laboral de 24 trabajadores. A pesar ello, Juan Camilo Duque, vicepresidente de Sintraelecol, explicó que los trabajadores le tramitaron una propuesta a Troncoso con el fin de convertirse en propietarios de la hidroeléctrica. En nuestras cuentas, la central si reporta ganancias , dijo.

IMPACTO AMBIENTAL Las comunidades de las regiones del Gualivá y Rionegro y el Cabildo Verde de Utica, liderado por Luis Eduardo Hicapié, lograron que el Concejo de Estado le ordenará a la Empresa de Energía, en abril de 2001, mitigar el daño ambiental causado por la Central Hidroeléctrica del Rionegro, o Represa de Colorados, sobre el Río Negro.

Dicha represa impide que los peces, que nacen a la largo del Magdalena, remonten la corriente del río Negro, uno de sus más importantes afluentes.

La idea era que la Empresa de Energía financiara la construcción de un canal alterno con escalinatas, para que los peces superaran los muros de la represa. Sin embargo, el fallo de los magistrados no ha sido cumplido con el argumento de que la obra no contribuye al repoblamiento.

Ante ello, Hincapié tramitó un incidente de desacato que será definido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca Mientras eso sucede, 30 mil habitantes de los sectores de Cambras (Puerto Salgar), Córdoba y Dindal (Caparrapí), Guaduero (Guaduas) y la inspección de Tobia ( en el sector que corresponde al municipio de Quebrada Negra); al igual que los de localidades como Utica, Nimaima, La Vega, La Peña, Nocaima, deben conformarse con pescar en un río muerto .

    

 

ACTUALIDAD

danzaz

 

pelota3

 

PELITOS

AGUARNECTA2

 

desarrollo

 

Noticias en Vídeo

© 2017 www.rodrigoavilatv.com . All Rights Reserved.

Diseñado en: WebIng